Hormigón pulido

  1. Definición
  2. ¿Cómo se hace?
  3. Características

Definición

El hormigón pulido se hace cada día más popular gracias a su fácil mantenimiento, durabilidad y resistencia a la abrasión. Se ha convertido en una tendencia en propiedades comerciales, residenciales, espacios públicos e institucionales.

El hormigon pulido es fantástico para aquellos acabados perfectos y detallistas.
Se trata de una placa sin cortes en cuya superficie no quedan marcas. Se realiza a través de un profundo proceso de pulido en la superficie.

De hecho, el hormigón pulido es una opción mucho más que resistente, pues, aunque su superficie se vea lisa y brillante por su acabado delicado y estético es un material muy fuerte, resistente. Es perfecto para usarlo en espacios que soportan impactos o mucho peso.

Todas estas características lo hacen recomendable para su utilización como piso industrial, así como aparcamientos, naves, centros comerciales, centros de logística, depósitos, mercados, fábricas industriales, etc.

hormigón pulido

¿Cómo se hace el hormigón pulido?

1. Lo primero es preparar la superficie del terreno en la que vamos a colocar su piso de hormigón pulido. Comprobamos nivel, excavamos o rellenamos, según sea necesario.

Además, debemos crear una base sólida de grava compactada. Si es posible y la envergadura de su piso pulido lo amerita, emplearemos refuerzos con varillas o mallazo sobre una lona de poliano.

2. Luego de que el terreno esté nivelado y encofrado, vertemos la mezcla de hormigón y vamos extendiendo y nivelando el hormigón. Aplanando y nivelando la superficie con una regla para nivelar la superficie.

3. Es necesario evacuar el aire contenido en la mezcla de hormigón. También es importante la confesión de juntas de contracción para contrarrestar las grietas que aparecen en la superficie del hormigón, debido a los esfuerzos y a las altas temperaturas.

4. Dejamos que el hormigón se cure un poco para luego utilizar un flotador para alisar la superficie aún más. Es importante que el hormigón continúe curándose durante unos 3 o 4 días.

En esta etapa la superficie de su hormigón pulido puede ser hidratado con agua y cubierto con un plástico para evitar las fisuras.

5. Echamos el endurecedor y el color de elección para que penetre y se fije.

6. Se pasa a pulir la superficie con máquinas especiales que le darán ese acabado lustroso y estético.

como se hace el hormigon pulido

Características del hormigón pulido Madrid

  • El piso de hormigón pulido Madrid ofrece gran resistencia al impacto y al tránsito pesado.
  • Resistente a golpes, choques y desgaste.
  • Es económico.
  • Se pueden cubrir grandes extensiones de superficies en un tiempo relativamente corto.
  • Durabilidad.
  • Es estético. Se presta para combinar y resaltar cualquier elemento arquitectónico.
  • Se puede emplear sobre su superficie una variada gama de colores.

Sin embargo, hay otras características interesantes:

  • No tienes que lidiar con el ruido que caracteriza a otros materiales utilizados para pavimentar, por ejemplo, el parqué.
  • El hormigon pulido en pisos industriales refracta la luz, lo que supone un gran ahorro de energía eléctrica, ya que el espacio se ve mucho más iluminado; facilitando la ejecución de operaciones delicadas.
  • Ofrece resistencia a los ataques químicos (ácidos diluidos, detergentes, aceites, grasas, combustibles, etc).
  • La tecnología ha hecho posible que el pavimento pulido, gracias a un tratamiento especial, adquiera una capacidad antide0rrapante para evitar accidentes.
  • Es muy fácil de mantener limpio.
  • El hormigon pulido se recomienda para cubrir grandes áreas horizontales, donde el cliente requiera acabados especiales, ya sea pulido o espejo. El resultado es una superficie que garantiza la funcionalidad y durabilidad.

El Hormigón en pisos industriales

Para realizar un buen trabajo en un piso industrial lo importante es conseguir un hormigón eficiente, de buena calidad y que cumpla con todos los requisitos tanto en su estado plástico como en su estado endurecido.

Los pisos de hormigón pulido se caracterizan por ser resistentes, duraderos y por soportar alto tráfico pesado. En vista de que su mantenimiento es mínimo, lo hace ideal para ser elegido para pavimentar pisos industriales.