Hormigón pretensado: Aplicación, Ventajas, Usos

Hormigón pretensado

El hormigón es uno de los materiales más importantes para realizar cualquier tipo de construcciones (ya sean edificios, puentes, etc.), por lo que es de suma importancia conocer los diferentes tipos de hormigón que existen, sus ventajas y el modo de aplicación de cada tipo de hormigón.

Es por ello que en este artículo estaremos discutiendo sobre un tipo hormigón muy utilizado es las construcciones: el hormigón pretensado.

No ofrecemos este servicio. El artículo actual es puramente informativo.

¿Qué es el hormigón pretensado?

Se denomina «hormigón pretensado» a aquel hormigón al cual se le han añadido tensiones o refuerzos con el fin de aportar rigidez. Este tipo de hormigón se obtiene tras verter el hormigón directamente sobre cables o barras ya tensadas (o pre-armadas).

Es por ello que las piezas pretensadas de hormigón suelen prefabricarse en los talleres, para  posteriormente ser transportadas hasta el lugar donde se esté realizando la construcción.

Por ser un material prefabricado, suelen ser elementos pequeños (para así facilitar el transporte), como por ejemplo vigas fundacionales, dinteles, balcones o pilotes.

El propósito de utilizar hormigón pretensado a la hora de realizar una obra es agregar un estado de tensión antes de adicionar la carga de la estructura. De esta manera las tensiones de tracción del hormigón ser ven disminuidas, lo cual favorece la construcción de una estructura sólida y resistente.

¿Qué ventajas tiene el hormigón pretensado?

Hoy en día, el uso de esta técnica en la construcción es incuestionable y estandarizado, debido a que aporta una gran cantidad de ventajas en el desarrollo de cualquier tipo de proyectos arquitectónicos e ingenieros.  Entre las principales ventajas de emplear hormigón pretensado se encuentran:

  1. Aporte de una mayor resistencia a la estructura: La técnica del pretensado en el hormigón aporta una mayor resistencia debido a que genera una mayor fuerza de compresión interna (producto de los cables o barras pre-armadas que se encuentran dentro de este material), y dicha fuerza soporta y contrarresta la fuerza externa que producen las cargas de los elementos estructurales. Por ello, las estructuras que poseen este material suelen ser más firmes y resistentes.
  2. Una mayor durabilidad de la construcción: El uso de este tipo de hormigón favorece la eliminación de cualquier fisura o grita que se pueda generar durante el proceso de construcción. Es por ello que la estructura tiene una mayor capacidad para soportar cargas, impactos y vibraciones, a la vez que la posibilidad de corrosión del acero se ve reducida, lo cual aumenta la durabilidad de la construcción.
  3. Un ahorro en los costes de las cimentaciones: Debido a que la mayoría de las piezas de hormigón pretensado suelen ser de pequeño tamaño y elaboradas con materiales más ligeros (en comparación con otros elementos de la construcción), el uso de este tipo de hormigón supone un ahorro económico de material y una mayor ligereza a la hora de transportarlo. Por ejemplo, el uso de placas de hormigón pretensado en cerramientos para estacionamientos permite una mayor separación de columnas, por lo que se aprovecha mejor el espacio y se ahorra una cantidad importante de material. 
  4. Aporte de una mayor velocidad en las construcciones: Ya que este hormigón está elaborado en base a elementos pre-armados, y debido a que también es fabricado en un taller, utilizando este material es posible ahorrar tiempo de obra en la construcción. Además, esta misma característica hace posible la construcción simultánea de varias partes de una misma estructura. En general, esto también supone un importante ahorro económico.
  5. Capacidad de producir elementos en masa para grandes proyectos arquitectónicos: Por ser un elemento prefabricado, es posible disponer de maquinarías para producir en masa piezas pretensadas de hormigón. Un ejemplo de esto es la tecnología implementada por Tensyland, donde se producen grandes cantidades de vigas y placas de hormigón que permiten un mayor control de calidad y una alta producción, con lo que es posible realizar proyectos arquitectónicos grandes.
  6. La posibilidad de construir una variedad de excelentes diseños arquitectónicos: Utilizando este tipo de hormigón es posible construir estructuras arquitectónicas más eficientes y esbeltas. Además, debido a que el uso de este material constituye un ahorro de tiempo y de materiales, es posible elaborar una amplia gama de diseños arquitectónicos.
el Hormigón pretensado

¿Qué usos tiene el hormigón pretensado?

Actualmente, las piezas pretensadas de hormigón suelen ser muy utilizadas en la construcción de estructuras como edificios, puentes y estructuras subterráneas.

Algunas de las piezas pretensadas de hormigón más comunes son: las viguetas pretensadas y los tableros pretensados.  Las viguetas pretensadas son utilizadas para la construcción de losas, estas losas por lo general están presentes en estacionamientos grandes y en almacenes.

Por otro lado, los tableros pretensados son muy utilizados para resolver estructuras de puentes y de pasos superiores sobre carreteras.

Modo de aplicación

A la hora de elaborar este material de construcción, el hormigón se vierte alrededor de barras o cables tensados, lo que produce una unión entre la barra y el hormigón.

Esta unión previene la oxidación de la barra y permite la transferencia directa de tensión. Por lo tanto, una correcta aplicación de este material supone la prefabricación en el taller para así permitir el correcto intercambio de tensión.

Una vez prefabricado este hormigón, se procede a trasladar cada pieza hasta el lugar de la construcción (puede ser la construcción de un puente, por ejemplo) donde se instala y sobre él se agregan otros elementos de la construcción.

¿Por qué elegir hormigón pretensado?

El uso de piezas pretensadas de hormigón va a depender mucho del tipo de estructura que se desea construir. Así, si lo que se desea es construir una estructura sólida y firme que suponga un ahorro de dinero y de tiempo, entonces el hormigón pretensado es la mejor opción.

Debido a las fuerzas de tensión que se encuentran presentes en este material, es posible aportar rigidez a la estructura, a la vez que se previene la formación de grietas y fisuras que puedan afectar la durabilidad de la construcción.

Si lo que se busca es tener una estructura firme, duradera y vanguardista, entonces lo mejor es elegir  utilizar piezas pretensadas de hormigón.