¿Qué tipos de terraza de Hormigón elegir?

terraza de Hormigón

El hormigón es considerado como el material de construcción más versátil del planeta. Y es que el hormigón está en todos lados y en prácticamente cualquier construcción. Este se utiliza en cada parte de una construcción, desde la parte estructural hasta los acabados de la misma.

Hoy te hablaremos sobre uno de los usos más innovadores que encontramos en el hormigón en casas y edificios. El hormigón en terrazas resulta ser un material perfecto tanto para su construcción como para acabados. Aquí te contaremos todo sobre sobre este material para que así lo aproveches al máximo.

¿Qué es una terraza de hormigón?

Una terraza de hormigón es un espacio al aire libre el cual se utiliza como un espacio recreativo o descanso. Estas terrazas suelen tener muros bajos y pueden o no colocarse techos sobre de ellas. Al estar al aire libre, el desgaste es mucho mayor que un espacio techado.

La terraza de hormigón, como su nombre lo indica, es una terraza hecha a partir de hormigón. Esto aplica, tanto para el piso como para los muros de la misma. El tipo de hormigón generalmente es convencional y se pueden usar distintas técnicas de acabados.

¿Cuáles son los precios por m2 para una terraza de Hormigón?

El hormigón es un material realmente económico lo que hace que su montaje sea bastante accesible. Podemos encontrar terrazas desde 20 euros el metro cuadrado. Así es posible montar o renovar una terraza sin gastar mucho dinero en ello.

Por otro lado, también podemos encontrar presupuestos más elevados para proyectos más exigentes. Tener mejores acabados con diseños increíbles puede costarte hasta 70 euros el metro cuadrado para tu terraza o Roof Garden. Así puedes tener un diseño espectacular, ideal para un edificio de alto nivel o un comercio, por ejemplo.

Así que montar o reformar tu terraza de hormigón puede irte de 20 euros hasta 70 euros según el proyecto. Es importante considerar que el costo puede variar de acuerdo con ciertos factores. Uno de ellos es la extensión de la terraza, además, de los acabados que queremos darle.

terraza de Hormigón impreso

¿Qué tipos de terraza de Hormigón elegir?

  • Hormigón impreso

Uno de los tipos de hormigón que mayor popularidad están cobrando es el hormigón impreso. Como su nombre lo indica, el acabado aquí se hace mediante la impresión sobre el hormigón de texturas y patrones. Esto hace que el hormigón tenga un acabado único o emule ciertos materiales.

El hormigón impreso se puede usar para diferentes espacios como los pisos de la terraza o los muros. Otra gran ventaja es que su aplicación es rápida y económica comparada con otros materiales. Además, con los moldes y colores adecuados, los resultados son realmente buenos.

Puedes emular acabados estilo madera, ladrillos, roca y mucho más. Todo con un presupuesto mucho menor que materiales reales. Además, el hormigón resulta ser muy resistente y duradero comparado con dichos materiales. Soportarán bien el peso, vibraciones, rayos UV, calor, frío, lluvia y mucho más. ¡Esto hace que sea muy duradero!

Las ventajas que ofrece este material son muchas. Se puede dar el acabado que tú quieras con texturas, patrones y colores de distinto tipo. También es muy barato de montar y de mantener. Además, usa hormigón convencional lo que hace que sea un acabado realmente sencillo.

  • Hormigón pulido

Si tu presupuesto para tu terraza de hormigón es corto, el hormigón pulido es la mejor opción. El montaje resulta ser muy rápido, así como las obras muy simples. Todo esto reduce tanto el costo como las molestias derivadas de su colocación en tu construcción.

La principal característica del hormigón pulido es el hecho de que este resulta ser muy simple de montar. Solo se coloca el hormigón se pule para darle así el acabado pulido tan característico del mismo. Además, al momento de pulirlo es posible añadir resinas y pigmentos para darle un mejor estilo.

Gracias a que el pulido permite crear una superficie lisa, esta se vuelve más higiénica. Al no retener polvo ni suciedad, su limpieza se hace más sencilla y rápida. El mantenimiento es bajo y el costo de montarlo también. Su colocación solo requiere de hormigón clásico y malla de refuerzo.

Mantener en buen estado este hormigón es muy simple, basta con agua a presión y un lavado con jabón. Esto hace que el costo de mantenerlo en buen estado sea mucho más barato. Si eso no basta, este hormigón es resistente a la corrosión por lo que es útil para restaurantes.

  • Hormigón desactivado

El hormigón desactivado resulta bastante peculiar, sobre todo en una terraza de hormigón. Esto debido a que el hormigón desactivado tiene una textura única, rugosa y árida. Gracias a dicha textura es posible combinar diferentes estilos para aprovechar las texturas de los acabados arquitectónicos y decoraciones.

Conocido también como concreto lavado, este tipo de hormigón deja al descubierto parte de los áridos. Así es como se crea la textura propia del hormigón desactivado resultando en una superficie bastante porosa. La porosidad del hormigón desactivado supone una gran ventaja para la colocación de terrazas con pavimento de hormigón.

Los poros áridos permiten el paso del agua lo que ayuda a que el agua llegue al drenaje. Así se evitan encharcamientos y humedad en terrazas al aire libre o en zonas lluviosas. Otra gran ventaja es que este hormigón es antideslizante lo que evita caídas y resbalones por el agua.

Recomendamos el uso de hormigón desactivado para una terraza de hormigón exterior. Esto debido a que resulta muy resistente al desgaste provocado por el medio ambiente y factores externos. Los bares pueden verse muy beneficiados pues en caso de derrames, este suelo es antideslizante evitando así cualquier accidente o caída.

  • Hormigón fratasado

Para colocar este hormigón, se utilizan unas herramientas conocidas como fratás, alisadoras o talochas. Esto con la finalidad de alisar la superficie, más no pulirla, mientras este aún no fragua. De esta forma es posible construir una superficie lisa, pero rugosa, no pulida o totalmente alisada.

Si bien el hormigón fratasado es muy común en la construcción de pavimentos, también se usa en las terrazas. Sobre todo, la terraza de hormigón de uso comercial puede verse muy beneficiada. Esto por el hecho de que una terraza comercial soporta mucho más peso y desgaste que una de uso residencial.

Al realizar un fratasado, el hormigón se vuelve mucho más resistente al desgaste. Soporta perfecto el peso, las vibraciones, tracción y compresión. También tiene la capacidad de soportar la lluvia, el sol, cambios de temperatura y el viento. Si eso no bata, también es resistente a la corrosión ligera de algunos químicos.

Muchos podrían confundir el fratasado con el pulido, si bien ambos son similares, el resultado no es igual. Aquí la superficie no se alcanza al nivel de un espejo, solo se pule para hacerlo liso. Esto hace que su montaje pueda ser mucho más rápido y le deja cierto acabado rugoso.

  • Hormigón drenante

Como su nombre lo indica, el hormigón drenante tiene como objetivo el drenar el agua. Esto mediante la creación de superficies porosas y canaletas de drenaje en el mismo pavimento. Aplicado a la terraza de hormigón, este material sirve muy bien en terrazas al aire libre.

Si la terraza se ubica en una zona donde llueve mucho, este hormigón es muy útil. Podrá recoger el exceso de lluvia y drenarla hacia el desagüe. De igual forma, si se quiere montar un sistema de recolección de agua es muy útil. Así se puede reunir el agua de lluvia para utilizarse en sistemas ecológicos.

La composición del hormigón drenante destaca por el uso de áridos de mayor tamaño. Esto permite crear huecos en la estructura de hormigón. Además, el acabado árido del mismo le confiere mayor tracción y resistencia. Así hace que este suelo sea antideslizante y aprueba de charcos.

Este tipo de hormigón es muy recomendado, sobre todo, para terrazas donde se usa agua con frecuencia. Si la terraza tiene una piscina o si está al aire libre y llueve con frecuencia, este tipo de hormigón es ideal. Además, es perfecto para lavarla y mantenerla en buen estado sin gastar de más.

terraza de Hormigón pulido

¿Cómo hacer una terraza de hormigón?

Montar una terraza de hormigón es relativamente sencillo. Se debe preparar el área limpiando el terreno, humedeciéndolo y delimitándolo con madera. Después, se monta una malla de refuerzo sobre el mismo para garantizar la resistencia de la losa.

Posterior a la colocación de la malla se prepara o se solicita el hormigón. Este se debe de variar sobre la malla y dejar fraguar ligeramente. Después, únicamente se aplica la técnica que queremos para el suelo. Si es hormigón fratasado, desactivado o drenante, el proceso será diferente al hormigón con impresión o pulido.

Tras la colocación de la técnica de acabado, se realizan los pasos finales. Se puede aplicar resina para mayor resistencia, pintura o lavado con agua a presión. Por supuesto que los pasos varían según la técnica usada para tu terraza de hormigón. De forma general, estos son los pasos básicos a seguir.

Publicado el Categorías Terrazas