Hormigón blanco: Aplicaciones, Ventajas, Datos técnicos.

¿Qué es el hormigón blanco?

La diversidad existente sobre el hormigón es extensa debido a que cada clasificación se le añade a la utilidad que posea, es decir cada uno de sus tipos son empleados para distintos medios, según sean las condiciones del medio sobre el cual se impongan, por ello es indispensable conocer el potencial de cada uno de ellos.

Bajo esta variedad se encuentra el hormigón blanco, siendo uno de los hormigones más interesantes, en el ámbito de la decoración y construcción para poder identificar cada una de las características que compone este tipo de pavimento, de esta forma reconocer la aplicación que se le puede dar.

¿Qué es el hormigón blanco?

El hormigón blanco se define bajo su influencia dentro de la construcción, ya que posee elevadas prestaciones en cuanto a su utilidad, además de todo posee un acabado estéticamente llamativo, prevalece ese valor arquitectónico produciendo una sensación visual muy agradable, sin renunciar a la resistencia y durabilidad.

Este tipo de pavimento se ha convertido rápidamente en una de las demandas actuales, como una especie de moda para las construcciones modernas, este termina siendo un material tecnológico, ya que se combinan diversos elementos para adquirir mayor estética, durabilidad y resistencia frente a cada estructurada aplicada.

La composición de este hormigón se basa en una amplia similitud con los demás, a diferencia del añadido de áridos blancos, estos son los que le agregan ese aspecto de blancura sumamente impecable, siendo la fuente principal de su distinción central, para obtener una apariencia pulcra, por ello resalta dentro de las demás opciones.

Este material termina encantando a cualquiera por su imagen estética, siendo una nueva implementación donde se combina el buen gusto para combinar, junto con la extrema resistencia que caracteriza a todos los tipos de hormigón, por eso se han convertido en la principal preferencia de la construcción.

solera de hormigón blanco

Ventajas 

Sin duda alguna las características propias del hormigón blanco terminan ocasionando diversas ventajas para su uso, por ello se debe tener presente al momento de querer decorar y construir, dentro las cuales destacan las siguientes:

  • Amplia estética:

Cuando se trata de buscar un hormigón que aporte un nuevo aspecto a tus estructuras, este sin duda se destaca para esta intención, debido a su blancura tan elegante, lo que termina siendo una implementación muy vistosa, lo obtiene gracias a los áridos blancos, que igual pueden pigmentarse con otros tonos blancos como combinación.

  • Extensa composición:

Desde el punto de vista de los pequeños detalles, este material se adapta con esos amantes de estas características minuciosas, ya que es ideal para interiores, porque alimenta al acabado aportándole diversos tipos de texturas, consistencia, densidades y rugosidades, para hacer realidad todo tipo de proyectos arquitectónicos.

  • Aplicación sustentable

A raíz del color blanco de este material le termina aportando a cualquier espacio menor incidencia de la temperatura, es decir provoca que esta disminuya de forma considerable para reducir la energía de cada espacio, siendo un método sustentable para vivir mejor sabiendo que cuentas con una elección que genera consecuencias positivas al ambiente.

Esta termina siendo una aplicación importante en la actualidad donde se busca tener un hogar inteligente, cómo no empezar desde la elección del pavimento, sobre todo ante la gran aparición de movimientos ecológicos que impulsan este tipo de aplicaciones dentro del hogar o cualquier espacio, este aspecto y el estético es uno de sus más fuertes.

  • Versátil en sus presentaciones

Dentro de la diversidad de fabricación de este material se deriva en masa, fluido, autocompactante, drenante, con fibra, entre otros, para obtener distintas formas de resultados, lo que termina facilitando su uso, siendo muy útil para realizar una gran cantidad de diseños, lo que ha sido una nueva extensión de su uso.

Aplicaciones

Las cualidades del hormigón blanco han ampliado la cantidad de usos que posee en la actualidad, sobre dentro de la arquitectura y la construcción manifestándose como un auge dentro de estas áreas, de igual forma con su amplia funcionalidad estética, sin olvidarse del ahorro que representa por su mantenimiento sencillo.

Este material se encuentra dentro del radar de la mayoría de proyectos de esta índole debido a la facilidad de mano de obra durante su ejecución, por ello se suele adecuar sobre interiores, como para detalles en el jardín, fachadas de la casa, pilares dentro del hogar o a la entrada de algún hotel, incluso sobre grandes estructuras.

Por el carácter de elegancia puede ser aplicado sobre la fachada o decoración de iglesias, esto se puede emplear con gran facilidad para toda especie de obra arquitectónica, donde lo mejor de esta aplicación será no perder la resistencia tradicional del hormigón, ya que incluso para efecto decorativo sirve como yeso, como ese pavimento decorado perfecto.

Sin dejar a un lado cualquier pieza de decoración propios de la arquitectura, donde cualquier artista puede plasmar sus ideas para interiores, los diseños que se pueden realizar por medio de este material, siendo moldeable para todo tipo de ambición, lo que abre la puerta de poder realizar cualquier tipo de idea en mente.

Otras aplicaciones pueden ser para resaltar detalles dentro de una restauración de patrimonios públicos, realización de placas históricas, todo lo relacionado a pequeños detalles, siendo una de las principales distinciones de este material, sobre todo para recubrir las paredes de la cocina, incluso en despensas.

Sin embargo, dentro de este abanico de opciones se puede innovar cada día, el ingenio se pone en práctica gracias a un material tan moldeable como este, donde de hecho se puede aplicar de distintas formas por las presentaciones que cada día se actualizan de este tipo de hormigón para extender su uso.

suelo en hormigon blanco

Datos técnicos

Los compuestos del hormigón blanco provocan que mantenga elevadas prestaciones en la actualidad, donde sigue manteniendo garantías de amplia resistencia junto con sus distinciones estéticas, ya que sus propiedades le generan acabados con distintas texturas, relieves, colores o incluso terminaciones.

En este plano técnico de su composición se puede llegar a la conclusión de que posee mayor distinción estética que cualquier otro hormigón, gracias a sus áridos claros, por lo que se convierte en un cemento blanco, junto con aditivo y agua, acaparando los requisitos principales para poder gozar de durabilidad.

Este material se puede trabajar ampliamente sobre el tamaño del árido para obtener un mayor plus de color blanco, además de que esto refuerza el impacto de cobertura térmica, siendo un color capaz de conservar la temperatura bajo niveles convenientes para tu hogar en cuanto a la demanda de energía que produce.

Por estas razones se termina denominando como un hormigón arquitectónico, para abrirle paso a un efecto visual deslumbrante pero igual de fuerte desde el punto de vista de sus propiedades, lo que también lo posiciona como una prioridad dentro de la construcción de edificaciones, o alguna estructura con hormigón vistoso, por el añadido de su acabado.

La resistencia de este material sobre medidas (N/mm2) son las siguientes: 

  • Resistencia 20 / 25 / 30 / 35 / 40 / 45 / 50 
  • En cuanto a la consistencia; B / F / L,
  • De igual forma el tamaño máximo de árido es de 10 mm / 20 mm
  • Así mismo el ambiente- clase general es de; L / lla / llla 
  • Para ambiente- clase especifica; H / F / E.

¿Por qué elegir hormigón blanco?

Los motivos que giran en torno al hormigón blanco como elección son enormes, en primer lugar, su aspecto práctico de no tener que pintarlo por la pigmentación blanca tan pura que posee, siendo la estética su principal fuerte, donde no requiere pintura extra o un esfuerzo adicional de acabado, todo se encuentra integrado.

Por el punto de vista de la adaptación a las obras, estas terminan ganado un toque térmico sobre cada una de las estructuras del edificio, donde además de estos posee una enorme versatilidad ya que se fabrica sobre distintos derivados para ampliar la forma de uso del mismo, por ello su aplicación se acrecienta sobre proyectos arquitectónicos modernos.

La aplicación abunda sobre las fachadas más exigentes en cuanto a diseño, columnas, arcos o soportes de puentes, toda obra pública lo mantiene dentro de sus consideraciones como la opción número uno, de igual forma es el hormigón con mayor cualidad de pigmentación ya que no posee agregados para tal función.

Además, por el tema económico representa una gran alternativa, donde se puede conseguir alrededor de 100 euros el metro cúbico, así que en relación a las enormes ventajas que posee y el precio, se postula como una inversión que vale la pena realizar, para obtener obras de gran envergadura visual, donde se mantiene ese lado robusto y fuerte.

Cada hormigón se distingue por sus cualidades, en este caso se puede decir que este tiene marcado su rumbo, sobre todo para la decoración y arquitectura, por ello si se encuentra dentro de tus planes no dudes en mantener este material como una fuerte alternativa para implementar sobre tu proyecto y obtener ese deslumbrante aporte estético.

Las ventajas son muy atractivas, se vuelve inevitable considerar este tipo de hormigón dentro de cualquier obra, sobre todo para obtener esa belleza sobre tus estructuras sin tener que descuidar la resistencia de la misma.