Hormigón de limpieza: Ventajas, Aplicaciones. ¿Por qué elegir?

hacer solera hormigón de limpieza

A medida que se imponen o elaboran diversos proyectos dentro de la decoración y construcción, se deben pensar en más cosas, es decir existen más elementos a tomar en consideración como lo son esos factores externos tan demandantes, por ello se requiere conocer cada uno de los tipos de hormigón que pueda cubrir dicha necesidad.

Cuando se trata de condiciones complejos surge el hormigón de limpieza, siendo uno de los más especiales por su extensa flexibilidad para reducir que el deterioro le pase factura a tus proyectos, así que resulta atractivo conocer cada una de las características que lo conforman para entender dónde y cómo emplearlo.

¿Qué es el hormigón de limpieza?

Para poder entender los alcances del hormigón de limpieza se vuelve necesario conocer la forma en la que actúa, ya que se emplea como un agente para evitar la aparición de la contaminación o lo que mejor se conoce como pérdida de agua que manifiesta durante el fraguado del hormigón estructural, fungiendo como un tipo de soporte.

La influencia del árido reciclado es lo que provoca su nombre o concepción, este se orienta como un hormigón de uso no estructural, comprendiendo esa capa fina que se impone debajo de las zapatas y losas, con el propósito de que el armado no descanse sobre el suelo, esta suele ser la zona sobre la cual se implementa.

La finalidad de este tipo de hormigón recae sobre poder regularizar la superficie que se utiliza como apoyo, por ello es que se coloca sobre el fondo de la excavación de dicho terreno, aunque el punto débil que lo compone es el tema de la resistencia, ya que suele ser baja en comparación al resto.

La principal característica se puede evidenciar en esa utilidad tan pequeña, pero termina complementando cualquier estructura, siendo un trabajo silencioso pero efectivo para aportarle mayor duración a sus proyectos, es una implementación muy puntual, también se denomina como solera de asiento, por ser un apoyo más dentro de tu proyecto.

como se hace el hormigón de limpieza

Ventajas

A causa de las propiedades que forman parte del hormigón de limpieza se derivan múltiples ventajas que relucen el efecto que causa este tipo de material, por eso vale la pena puntualizar cada una de ellas para entender cómo puede serte útil este hormigón, dentro de las cuales destacan las siguientes:

  • Garantías de seguridad

Todo proyecto debe contar con implementaciones que fortalezcan las estructuras impuestas, sobre todo cuando se quiere tener dosificaciones mínimos o volúmenes requeridos por las normativas generales, siendo una exigencia para que las obras se puedan mantener en el tiempo con este valor añadido del hormigón.

  • Reduce la desecación

No hay duda de que un problema molesto con el cual lidiar dentro de cualquier proyecto resulta la reducción de la proporción del agua, ya que esto permite el paso de esos agentes contaminantes que pueden llegar a convertirse en bacterias, lo que a futuro sería un grave problema para albergar alguna actividad dentro de estas estructuras.

Este material reduce la manifestación de este proceso, manteniendo las condiciones apropiadas del mismo, para librar al hormigón estructural de padecer esta situación, librándolo de un perjuicio mayor a futuro, lo que representa un beneficio doble para cualquiera que lo utilice dentro de sus estructuras como preparación al resultado final.

  • Un complemento económico

Por si fueran pocos la cantidad de problemas que te puedes ahorrar gracias a la elección de este tipo de hormigón, también se postula como una opción rentable para asegurar que no exista incidencia de contaminación sobre la estructura, además de abrirle paso a la homogenización sobre superficies irregulares hasta su replanteo.

Aplicaciones

Por medio de las ventajas del hormigón de limpieza se hace fácil imaginar la cantidad de usos que se le pueden adaptar, aunque la principal recomendación se basa sobre todos los elementos estructurales que se encuentren en contacto con alguna superficie irregular o con el terreno directamente.

De igual forman existen situaciones puntuales sobre las cuales se puede emplear, como zapatas de cimentación, losas de hormigón, entre otras, aunque esto se puede extender, lo importante es tener en cuenta las circunstancias anteriores porque establecen como las situaciones sobre las cuales mejor actúa esta implementación.

Siempre que tenga en frente una superficie de excavación se debe extender o aplicar una capa de hormigón de regularización, con cualidades de baja dosificación, por supuesto esta capa se denomina como se ha desarrollado durante toda esta descripción, siendo el tipo de hormigón más calificado para usado como un perfecto refuerzo estructural.

Ante todo se debe tener presente que el espesor habitual para ser empleado es de 10 a 15 cm, de esta forma se podrá obtener como resultado esa superficie lisa y horizontal que tanto se requiere dentro de cualquier estructura, sobre para para proceder a colocar la armadura posterior.

Lo que le aporta este tipo de hormigón a tus proyectos son inmensos beneficios, ya que contribuye para realizar una limpieza rápida sobre tierras deprendidas o cualquier elemento proveniente del fondo de la excavación, siendo un proceso que limpia y prepara las condiciones de la superficie para estar plenamente apto para lo que viene después.

Sin embargo, como recomendación dentro de cada una de las aplicaciones que se le otorgue a este hormigón, no se puede utilizar para resantear sobre todo cuando se encuentran fuertes irregularidades presentes en el fondo de la excavación ya que serían otro tipo de condiciones que no son compatibles con los elementos mencionados.

hormigón de limpieza para fondacion

Datos técnicos

Para incluir al hormigón de limpieza dentro de todo proyecto se deben conocer las propiedades físicas para manipularlo, en el caso de la dosificación mínima del cemento debe ser de 150 kg/m3, de igual forma lo más aconsejable resulta que el tamaño mínimo del árido represente una medida inferior a 30mm.

Teniendo en cuenta estos datos se vuelve más fácil trabajar con este hormigón, aunque a lo anterior se le añade que la medida normal comercializada es de 20mm, por lo que se puede consultar previamente a su adquisición, todo depende de la presentación a la cual se tenga acceso.

Dentro de sus cualidades se encuentra la consistencia que se manifiesta en forma blanda o plástica, aunque se puede obtener otra adquiriendo algún complemento o empleando acciones diferentes para conseguir resultados convenientes, aunque la dosificación es una virtud ya que se impone independiente al tipo de ambiente sobre el cual se emplea.

Las virtudes de este tipo de hormigón es reducir a toda costa como ya se ha reiterado la desecación, la cual es indispensable eliminar sobre el vertido del hormigón estructural, prolongando el efecto o duración del mismo, siendo una gran ayuda para que contengan propiedades realmente duraderas y resistentes.

Por medio de estas propiedades se puede evitar considerablemente la contaminación del hormigón estructural, sobre todo en el proceso de hormigonado, por ello no se puede pasar por alto cada una de estas especificaciones y las ventajas que forman parte de su naturaleza.

La consistencia habitual dentro de la aplicación de este hormigón se mide por el tamaño máximo de árido, la cual se define como HL-150/C/TM, siempre que dicho tamaño máximo de espesor sea menor a 30 mm se obtendrá una enorme maleabilidad al momento de manipular este tipo de material.

¿Por qué elegir hormigón de limpieza?

No se puede negar por ningún motivo la cantidad de virtudes que posee el hormigón de limpieza, ya que primordialmente permite ejercer una correcta cimentación, lo que permite establecer el criterio de que todo lo que empieza, termina de la mejor manera, por eso funciona como una excelente opción.

La realización de una base de apoyo es un hecho al cual no se puede renunciar, y no hay mejor forma de hacerlo que a través de la implementación de este material tan práctico que funge como un complemento versátil para hacer más fácil esta tarea, librando del contacto con la tierra al hormigón estructural.

Reforzar cada uno de los procesos de la decoración y construcción representan una garantía en el futuro, tanto de higiene como de seguridad, ejerciendo esa minuciosa labor de ser un perfecto aislante, además de también actuar como una base niveladora, ataca muchos frentes de preocupaciones comunes con una sola aplicación.

La finalidad de este tipo de hormigón es obtener el mejor aislamiento del suelo, donde se podrá evitar la desecación y la contaminación al mismo tiempo, lo que es un gran sinónimo de durabilidad dentro del hormigón estructural, además de ser una composición muy variable que se puede trabajar dentro de la misma mano de obra sencilla.

Por ello no representa un gasto adicional en este caso, el único esfuerzo debe estar sobre poder nivelar toda la superficie, es la oportunidad de corregir y erradicar irregularidades, para que todo se encuentre nivelado desde el inicio, ahorrando un gran cúmulo de preocupaciones futuras.

Las razones para elegir este material se basan en lo económico que resulta, en comparación con las soluciones que le aporte al hormigón estructural, sin olvidarse de su influencia que puede repercutir en un efecto futuro de postergar en el tiempo una mayor funcionalidad.