Hormigón Fluido: Aplicaciones, Composición, Usos, Ventajas.

hormigón fluido

Actualmente el hormigón es uno de los materiales de construcción más utilizados en todo el mundo y en todo tipo de obras arquitectónicas, desde las más pesadas e industrializadas hasta construcciones de viviendas, esto por su eficiente adaptabilidad a todo tipo de superficie y forma, y por su bajo costo de producción.

Existen diferentes tipos de hormigón y esto varía según la densidad de su composición y los materiales que se usen en ella. Uno de los tipos de hormigón más utilizados por su versatilidad es el hormigón fluido, ya que es mucho más rápido de colocar y funciona para rellenar grandes superficies en poco tiempo.

¿Qué es el hormigón fluido?

El hormigón fluido es un tipo de hormigón más líquido y que permite rellenar grandes superficies en poco tiempo además de que con él es más fácil llegar a zonas de difícil acceso. Otra característica es que requiere menos esfuerzo al emplearse ya que se utiliza cierta maquinaria especial en su aplicación.

Este tipo de material fue diseñado para ser utilizado en la construcción de elementos esbeltos o de gran tamaño, de difícil llenado donde se necesite que este tenga un mínimo vibrado durante su aplicación y fraguado.

Se usa en obras que requieran una rápida colocación o que requieran grandes cantidades de hormigón, este es usado comúnmente en obras industriales a gran escala como pueden ser edificaciones.

usos del hormigón fluido

¿Cuáles son las ventajas del Hormigón Fluido?

  • El uso del hormigón fluido minimiza los tiempos de colocación y de descarga gracias a que son aplicados con una bomba de hormigonado dentro del molde de fraguación o en la superficie que se requiera rellenar.
  • Disminuye el tiempo de vibrado, esto gracias a la fluidez del material se requiere un menor tiempo de vibrado lo que acelera todo el proceso de aplicación.
  • Un menor tiempo de aplicación del hormigón fluido da pie a una mayor productividad en el proceso constructivo de cualquier tipo de obra en la que se emplee.
  • Si se compara este con otros tipos de hormigón este presenta un menor nivel de retracción.
  • Cuando se aplica dentro de un molde de geometría compleja el hormigón fluido escurre favorablemente, acelerando el proceso de fraguación.
  • Una vez el hormigón haya fraguado el acabado final presenta una muy buena terminación, sin poros y bastante lisa.
  • Como la gran mayoría de hormigones este también presenta una durabilidad destacable al paso de los años, así como una alta resistencia.

Aplicaciones y usos

  • El hormigón fluido se utiliza para rellenos de difícil acceso como puede ser moldes para pilares, machones o muros muy estrechos, también estructuras con alta densidad y armadura que requieran una posterior vibración moderada.
  • Es también usado en el rellenado de moldajes modulares de gran tamaño que no tengan un espesor demasiado grande.
  • El hormigón fluido es comúnmente usado en todo tipo de obras que requieran una rápida aplicación y llenado, ya que este material ofrece un mayor rendimiento en menor tiempo.
  • Muros de hormigón exteriores de obras de construcción industrial pesada que requieran exigentes terminaciones superficiales, ya que este deja un acabado pulcro que no necesita una posterior modificación.
  • Es utilizado también en la construcción de vigas y otros tipos de elementos pre-tensados.
  • El hormigón fluido también es cada vez más utilizado en la construcción de viviendas modernas que utilicen un sistema de moldaje industrial para el rellenado de estas.
  • Es también utilizado en la aplicación de fundaciones masivas así como en pilas de socalzado y pilotes.
hacer hormigón fluido

Composición del Hormigón Fluido

La composición del hormigón fluido es sencilla ya que es la misma composición de un tipo de hormigón básico.

Son 4 ingredientes básicos: Cemento Portland, arena, grava y agua. La variación del elemento árido en partículas más o menos grandes modificará el resultado del material lo cual puede ser beneficioso dependiendo de para qué se quiera emplear.

Además de estos materiales el hormigón fluido puede incorporar en su composición elementos aditivos como acelerantes o resinas para un sellado más eficaz y rápido, o retardantes de igual forma para retrasar el proceso de fraguado del hormigón.

El agua añadida en su composición suele ser ligeramente mayor a otros tipos de hormigón para aumentar la fluidez de este y así garantizar el uso de máquinas de bombeo.

La proporción de los ingredientes utilizados en la composición del hormigón fluido dependerán del uso que se le quiera dar al material así como de la técnica de aplicación que se quiera llevar a cabo.

Sistema de Aplicación

Es recomendable seguir los siguientes pasos en el proceso de aplicación y uso del hormigón fluido:

  1. Verificar que el acceso o camino interior de la obra este calificado y que este sea seguro para el posterior paso o ingreso del camión “mixer” que transporta el hormigón fluido para su posterior descarga.
  2. En caso de utilizar una bomba de hormigonado en la aplicación del material esta debe estar lo más cerca posible a la zona donde se esté aplicando para facilitar el trabajo.
  3. Es importante después de la colocación del material verificar que la cantidad requerida coincide con la aplicada para que no haya ningún tipo de  falta o falla en la estructura, todo esto siguiendo el plan previo de secuencia constructiva.
  4. Revisar muy bien las juntas y el sello de los moldajes donde se vaya a vaciar el hormigón para evitar un drenado o pérdida del fluido.
  5. En cuanto a la colocación del producto es importante no adicionar agua a la mezcla de hormigón ya que esto puede afectar directamente en la resistencia una vez haya fraguado el hormigón.

¿Por qué elegir hormigón fluido?

El hormigón fluido es un material de construcción de fácil empleo que requiere de una mano de obra reducida, esto gracias a su sencilla aplicación por medio de maquinarias especializadas como lo pueden ser las bombas de hormigonado.

Además este material asegura una aplicación mucho más rápida y por ende un trabajo más eficiente y productivo en comparación con el uso de otros tipos de hormigón más pesado que requieren una aplicación manual o más industrializada.

Este material es cada vez más utilizado también gracias a su fácil manipulación y maleabilidad lo cual lo hace la materia ideal para todo tipo de construcciones.