Hormigón ordinario: Ventajas, Usos y Composición

¿Por qué elegir hormigón ordinario?

Existe una serie de materiales que se han convertido en indispensables para poder llevar a cabo cualquier tipo de obra arquitectónica.

Uno de estos componentes es el llamado hormigón, el cual consiste en una mezcla proporcionada de agua, cemento, arena o grava y aditivos (como fibras o pigmentos). Así, el hormigón es un elemento firme, duradero y resistente que puede emplearse de diferentes maneras.

Sin duda alguna, el hormigón es un material muy versátil. Al implementarse la maquinaria adecuada para su preparación, mezclado y aplicación, este material ofrece un abanico casi infinito de usos y acabados.

Es por ello que conocer más sobre este importante material permitirá hacer un mejor uso del mismo y aprovechar todas sus propiedades, solo así se lograran obtener acabados perfectos de las obras de construcción.

¿Qué es el hormigón ordinario?

Este es un material que se obtiene como resultado de mezclar cemento portland, agua, grava y arena (los cuales son elementos áridos de diferentes tamaños, superiores e inferiores a 5 mm).

Este material es versátil y puede ser reajustado de acuerdo al tipo de obra que se desea construir, solo basta cambiar un poco las proporciones de la mezcla. Por lo tanto, el costo de elaboración del hormigón depende del precio de los materiales, del equipo necesario para realizar la mezcla y de la mano de obra. 

Pide su presupuesto gratuito!

El hormigón ordinario posee diversas propiedades y características que lo hacen el material favorito de muchos constructores. Por ejemplo, luego de preparar la mezcla y antes de que hormigón endurezca, es posible moldear el material para crear una gran variedad de formas útiles para la decoración de cualquier diseño arquitectónico.

Básicamente las propiedades del hormigón están definidas en base al tipo de construcción y por los modos de aplicación y de transporte.

Estructuralmente, la principal característica de este material es que es muy resistente, lo cual le permite soportar los esfuerzos de compresión.

Sin embargo, a pesar de su resistencia, el hormigón ordinario no es apto frente esfuerzos como tracción, flexión o cortante, por lo cual  este material suele ser utilizado asociado al acero (recibiendo el nombre de hormigón preformado).

solera en hormigón ordinario

¿Cuáles son las Ventajas?

No en vano este material es indispensable para realizar cualquier obra. El uso de este elemento supone una gran variedad de ventajas, entre las que se destacan:

  • Mejor trabajabilidad y capacidad de moldeado: El hormigón tiene una facilidad increíble para distribuirse dentro de los encofrados, lo que supone una ventaja a la hora de trabajarlo o de moldearlo para lograr increíbles acabados.
  • Homogeneidad: Otra de las principales ventajas del hormigón es que, al verterlo, es homogéneo y posee las mimas características en todos los puntos. Esta característica y ventaja del hormigón implica, también, un gran aporte de rigidez a la estructura arquitectónica que se esté construyendo.
  • Mayor resistencia mecánica: El hormigón es un material altamente resistente, por lo que puede soportar grandes cargas sin agrietarse o romperse. Por ello, las estructuras que poseen hormigón suelen ser firmes y fuertes. Sin embargo, esta resistencia mecánica es diferente de acuerdo al tipo de esfuerzo que se aplique sobre el material. Por ejemplo, la resistencia del hormigón a la compresión es diez veces mayor a su resistencia a la tracción.
  • Resistencia al paso del tiempo: El hormigón ordinario es un material duradero, el cual no se agrieta ni se daña con el paso del tiempo. Esta propiedad del hormigón aporta durabilidad y permanencia a las estructuras.
  • Impermeabilidad: De acuerdo a la cantidad de agua utilizada y al proceso de curado del hormigón, este material puede llegar a ser altamente impermeable y con una baja porosidad. Esta capacidad de ser impermeable evita el paso de líquidos o gases, lo cual aporta al hormigón una alta resistencia a ataque químicos. 

Pide su presupuesto gratuito!

Usos y composición

Son muchos los usos del hormigón en las obras de construcción, siendo uno de los principales materiales que se emplean.

El hormigón ordinario es ampliamente utilizado para blindar estructuras y para proteger a los edificios contra los efectos de la radiación. Principalmente, este material es muy empleado para realizar construcciones de casas y edificios.

Además de su uso en las construcciones, el hormigón también es muy empleado en la decoración de interiores. Cada vez son más los diseñadores y decoradores que optan por mantener este material la vista (por ejemplo en paredes, techos y pisos), lo que aporta un toque de originalidad a los distintos inmuebles.

En cuanto a su composición, y tal y como se mencionó anteriormente, el hormigón está formado por la mezcla de cemento, materiales áridos (como arena y grava) y agua.

La mezcla de estos elementos en las proporciones correctas será lo que definirá las propiedades del hormigón. A continuación, veremos a más detalle cada uno de estos elementos:

  • Cemento: Este es un elemento que se endurece tras ser amasado con agua, lo que forma un nuevo compuesto que es estable y rígido. 
  • Materiales áridos: Son elementos inertes, como la arena y la grava, que aportan resistencia y durabilidad a la mezcla se hormigón. A la hora de preparar la mezcla de hormigón, no se deben utilizar materiales como caliza blanda, feldespato, yeso, pirita o roca friable o porosa. 
  • Agua: Este elemento participa en las reacciones de hidratación del cemento. Por lo tanto, la cantidad de agua a ser adicionada en la mezcla debe ser previamente calculada y exacta, ya que si se adiciona más agua de la requerida se pueden formar poros  en el hormigón, lo cual disminuiría la resistencia del mismo. Por el contrario, una reducción en la cantidad de agua originaría una mezcla seca, poco manejable y muy difícil de colocar en obra. 
hormigón

¿Por qué elegir hormigón ordinario?

Utilizar este material para las obras de construcción supone un menor gasto económico, ya que puedes obtener una gran cantidad de mezcla que será útil para realizar una gran variedad de proyectos arquitectónicos e ingenieros.

Además, cada uno de los materiales que componen el hormigón ordinario son 100% garantizados, lo que supone un increíble aporte de durabilidad y resistencia.