Tipos de Hormigón, Ventajas y Aplicaciones

Tipos de Hormigón

Existen muchos tipos de hormigón, pues cada uno está especialmente diseñado para resolver problemas específicos en las edificaciones.

Por lo general, existen dos tipos de hormigón: el hormigón estructural y el hormigón en masa.

El hormigón en masa es la mezcla resultante que se consigue al mezclar cemento, arena, grava, agua. Estos materiales forman una masa uniforme que al fraguar puede llegar a tener gran resistencia.

Asimismo, el hormigón armado o estructural consiste en obtener una mezcla homogénea con los materiales ya mencionados, pero con la diferencia de que se coloca una armadura en su base para conferirle otras características, ya que el hormigón resiste muy bien los esfuerzos por compresión, pero no por flexión, tracción o esfuerzos cortantes, etc.

Por lo tanto, al añadir una armadura obtenemos un hormigón armado mucho más resistente.

Por otro lado, es bueno aclarar que cuando reforzamos el hormigón con armaduras pasivas lo llamamos hormigón armado. Sin embargo, se llama hormigón pretensado cuando lo reforzamos con armaduras activas. Esto lo explicaremos más adelante.

 

Tipos de hormigón

Debido a que se trata de un producto versátil, los especialistas han logrado crear ciertos tipos especiales de hormigón, los cuales satisface cada necesidad, según su fin específico.

A continuación, te presentaremos algunos tipos de hormigón, así como sus ventajas y desventajas principales

Tipos de hormigón:

  • Hormigón pretensado (pretesado)
  • Hormigón postensado (postesado)
  • Hormigón antibacteriano
  • Hormigón drenante
  • Hormigón autocompactante
  • Hormigón de alta resistencia
  • Hormigón ligero
  • Hormigón traslúcido
  • Hormigón ciclópeo
  • Hormigón excavable
  • Hormigón proyectado y reforzado con fibras

Hormigón pretensado

Como lo hemos explicado más arriba, la resistencia a la tracción del hormigón convencional se encuentra por debajo su resistencia a la compresión. Por lo tanto, si queremos utilizar el hormigón en componentes estructurales que soporten bien la tracción al ser sometidos a cargas es necesario compensar esta ausencia de resistencia a la tracción.

Es así como podemos optar por este tipo de hormigón pretensado, en el que los cables dentro del hormigón no serán envueltos o camisados, pero quedará libre dentro de la mezcla de hormigón para que, con la adhesión o fricción, transmita un esfuerzo de compresión después de haber obtenido su resistencia inicial.

Este procedimiento crea una excelente unión entre el metal y el cemento, lo que protege al metal de la oxidación, permitiendo la tensión.

Se necesita de resistentes anclajes exteriores para poder crear tensión en las barras y lograr estirarlas en línea recta. En consecuencia, muchos de los elementos pretensados son prefabricados en laboratorios especializados en hormigón y luego llevados a la obra.

Características del hormigón pretensado:

Los componentes pretensados se pueden utilizar en pilotes, elementos de balcones, pavimentos, vigas doble T, etc.

  • Debido a su gran capacidad, los edificios pretensados pueden ser utilizados donde ser requiere de grandes luces y con una sobrecarga mayor.
  • Además, un beneficio fantástico es el hecho de que las fisuras son más fáciles de controlar.

El hormigón postesado o postensado

Este es diferente al hormigón pretensado porque después de fraguado este tipo de hormigón se somete a esfuerzos de tracción. Esto lo logramos utilizando cables de acero colocados en el interior de vainas para encamisarlo y, por lo tanto, no transmitir tensiones de compresión al hormigón.

Los esfuerzos se transfieren hacia los puntos de apoyo, cubriendo una mayor luz de apoyo a apoyo, tal como sucede en estructuras como puentes y edificios con grandes luces.

En este tipo de hormigón, el tiempo de curado es crucial, pues de este proceso deriva su resistencia y control de fisuras.

Hormigón antibacteriano:

El Hormigón Antibacteriano es en realidad un nuevo tipo de concreto. El material antibacterial se incorpora a la masa de hormigón y esta evita la formación de bacterias o microorganismos.

En realidad es bastante interesante, los materiales son los mismos que empleamos en la mezcla de hormigón convencional, pero se le añade aditivos que le confieren su propiedad antibacteriana.

Características del hormigón antibacteriano:

  • Este tipo de cemento antibacteriano se utiliza en la industria de la alimentación, en hospitales y en cualquier otro medio en el que se desee luchar contra la formación de microorganismos. Por ejemplo, como impide la formación de bacterias, este tipo de hormigón se usa en granjas de aves de corral, mataderos, etc.
  • Este tipo de hormigón funciona como un repelente efectivo contra microbios y virus que causan enfermedades intestinales y respiratorias; y, en general, ayuda a mantener bajo control las enfermedades virales en los centros de salud para de este modo mitigar la propagación.

Hormigón drenante:

Se caracteriza por la red diminuta de canales en su interior, lo que permite drenar de forma eficiente líquidos. Esto favorece aquellas áreas propensas a inundaciones, ya que permite que el agua pluvial drene evacuando la zona y evitando la formación de charcos.

Hormigón drenante

Hormigón autocompactante:

El tipo de hormigón autocompactante es un hormigón bastante fluido que se obtiene con la ayuda de aditivos superplastificantes para que de esta manera este no requiera de compactación.

Hormigones de alta resistencia:

Estos tipo de hormigón son ampliamente utilizados en la ejecución de obras de gran envergadura, como rascacielos, puentes, etc.

Ventajas del hormigón de alta resistencia:

  • Su resistencia podría alcanzar y superar los 70 MPa. En última instancia, cada uno de los elementos que componen este tipo de hormigón debe tener un nivel sustancial de resistencia.
  • El hormigón resultante tiene una gran característica de compacidad.
  • Soporta las inclemencias del clima.

Hormigón ligero

Este tipo de hormigón puede fabricarse con una gran variedad de áridos para alcanzar una gran resistencia y no sólo a partir de arcilla expandida. Aunque la resistencia a la tracción y a los esfuerzos cortantes, en comparación con los hormigones tradicionales, en realidad es posible fabricar hormigones ligeros con una resistencia a la compresión de hasta 80 MPa. Entre otras ventajas del hormigón ligero, tenemos:

  • Asimismo, una de las ventajas del cemento ligero es, por supuesto, el aligeramiento de los edificios. Al reducir el volumen del hormigón podemos diseñar estructuras mucho más bellas y esbeltas.
  • Este hormigón perite la reducción de la carga permanente en las estructuras.
  • Permite reforzar aquellas estructuras que se encuentran en rehabilitación.
  • Otra ventaja importante para tener en cuenta es su favorable aislamiento térmico y acústico
Hormigón ligero

Hormigón traslúcido

Este tipo de hormigón permite el paso de la luz, alcanzando un impacto similar al de una pantalla.

Él hormigón traslúcido se obtiene mezclando cemento tradicional con fibra óptica, esto permite el paso de la luz a través de su masa.

Hormigón ciclópeo

Este tipo de hormigón se produce con la adición de rocas cercanas durante el hormigonado con el fin de ahorrar materiales. Este tipo incluye en su mezcla piedras de más de 30 cm.

En la actualidad se emplea donde realmente es necesario profundizar las excavaciones bajo la cota prevista para obtener un mejor soporte en la cimentación.

Hormigón Excavable

El hormigón excavable se utiliza para rellenar zanjas y huecos, ya que permite reemplazar el relleno zahorras.

Ventajas del Hormigón excavable:

  • Una vez solidificado, facilita la excavación, ya que no se endurece demasiado e incluso permite excavar con la mano. Esta facilidad de excavación permite rellenar una zanja rápidamente, proporcionándole buena capacidad compactante.
  • El precio de este tipo de hormigón puede ser inferior.
•	Hormigón proyectado y reforzado con fibras

Hormigón proyectado y reforzado con fibras:

El desarrollo de fibras mucho más eficientes le ha dado mucho más relevancia al hormigón proyectado. Este tiene la ventaja de evitar la aparición de grietas en la superficie debido a un mal uso o una mala colocación de las barras de acero o cualquier otro elemento utilizado para armar el concreto.

Asimismo, durante el fraguado se producen esfuerzos por retracción debido a los cambios por temperatura, y el hormigón proyectado y reforzado con fibras los absorbe muy bien.

Es decir, entre las ventajas de este tipo de hormigón tenemos, dependiendo el tipo de fibras:

  • Fibra metálica o de acero, suele ser la mejor.
  • Alternativamente, las fibras de carbono tienen excelentes características, pero son caras.
  • La fibra de vidrio funcionaría sólo para obras específicas y debe satisfacer las necesidades de eficiencia a largo plazo.

En fin, estos son algunos de los tipos de hormigón más conocidos. Si desea añadir alguna información o discutir alguna de ellas, puede dejar un comentario.